1001 Consejos | Dalai Group

\\\"Pensamientos

≡ Menu

Proverbios Chinos

Regresar | Ver más

Muralla china

La gente se arregla todos los días el cabello. ¿Por qué no el corazón?

El sabio puede sentarse en un hormiguero, pero sólo el necio se queda sentado en él.

Cuando te inunde una enorme alegría, no prometas nada a nadie. Cuando te domine un gran enojo, no contestes ninguna carta.

Cuando bebas agua, recuerda la fuente.

Nunca se pierden los años que se quita una mujer, van a parar a cualquiera de sus amigas.

Jamás se desvía uno tan lejos como cuando cree conocer el camino.

 

Es fácil esquivar la lanza, mas no el puñal oculto.

Un pájaro no canta porque tenga una respuesta. Canta porque tiene una canción.

El que teme sufrir ya sufre el temor.

Es más fácil variar el curso de un río que el carácter de un hombre.

Todos los ríos van al mar, pero el mar no se desborda.

El que se pone de puntillas no puede sostenerse derecho.

Excava el pozo antes de que tengas sed.

La lengua resiste porque es blanda; los dientes ceden porque son duros.

La tinta más pobre de color vale más que la mejor memoria.

Cuando dos hermanos trabajan juntos las montañas se convierten en oro.

El barro se endurece al fuego, el oro se ablanda.

El momento elegido por el azar vale siempre más que el momento elegido por nosotros mismos.

Antes de iniciar la labor de cambiar el mundo, da tres vueltas por tu propia casa.

El que te enseña por un día es tu padre por toda la vida.

Si no quieres que se sepa, no lo hagas.

Un pájaro no canta porque tenga una respuesta. Canta porque tiene una canción.

Si te caes siete veces, levántate ocho.

Oigo y olvido; veo y recuerdo. Hago y comprendo.

 ¿Qué te han parecido estos proverbios chinos?

¿Qué otros proverbios chinos conoces?

Regresar | Ver más

Comments on this entry are closed.