1001 Consejos | Dalai Group

\\\"Pensamientos

≡ Menu

Poemas de despedida

Regresar | Ver más

Pareja en playa

Te digo adiós, y acaso te quiero todavía.
Quizá no he de olvidarte, pero te digo adiós.
No sé si me quisiste… No sé si te quería…
O tal vez nos quisimos demasiado los dos.

Este cariño triste, y apasionado, y loco,
me lo sembré en el alma para quererte a ti.
No sé si te amé mucho… no sé si te amé poco;
pero sí sé que nunca volveré a amar así.

Me queda tu sonrisa dormida en mi recuerdo,
y el corazón me dice que no te olvidaré;
pero, al quedarme solo, sabiendo que te pierdo,
tal vez empiezo a amarte como jamás te amé.

Te digo adiós, y acaso, con esta despedida,
mi más hermoso sueño muere dentro de mí…
Pero te digo adiós, para toda la vida,
aunque toda la vida siga pensando en ti.

José Angel Buesa

Tarde que socavó nuestro adiós.

Tarde acerada y deleitosa y monstruosa como un ángel oscuro.
Tarde cuando vivieron nuestros labios en la desnuda intimidad de los besos.

El tiempo inevitable se desbordaba sobre el abrazo inútil.
Prodigábamos pasión juntamente, no para nosotros sino para la soledad ya inmediata.

Nos rechazó la luz; la noche había llegado con urgencia.
Fuimos hasta la verja en esa gravedad de la sombra que ya el lucero alivia.

Como quien vuelve de un perdido prado yo volví de tu abrazo.
Como quien vuelve de un país de espadas yo volví de tus lágrimas.

Tarde que dura vívida como un sueño
entre las otras tardes.

Después yo fui alcanzando y rebasando
noches y singladuras.

Jorge Luis Borges

 

Una lagrima rodara por tu mejilla,
y sera el momento de la despedida,
por que un beso en tu mejilla,
dira adios vida mia.

Tu dices, que nada se interpondra entre tu y yo,
pero tu miedo de seguir adelante es lo que nos separa hoy,
decides no enfrentarlo y simplemente uir,
y no decir que tu amor es para mi.

Pues bien digamos adios y buena suerte,
porque la vida tiene que seguir,
aunque uno de los dos, termine por decistir,
que lo que mata es el hecho de no decir…

Eres lo que quiero para mi…

Pablo Colin

Tu día empieza, te duele el alma
Aún oyes todas sus tiernas palabras
Cuando ella ya no te necesita
Se despierta, se maquilla
Se toma su tiempo y no cree que tenga que darse prisa
Ya no te necesita
Y no ves nada en sus ojos
Ninguna señal de amor tras las lágrimas derramadas por nadie
Un amor que debía haber durado años
La deseas, la necesitas
Y sin embargo no le crees
Cuando dice que su amor ha muerto, crees que te necesita
Y no ves nada en sus ojos
Ninguna señal de amor tras las lágrimas derramadas por nadie
Un amor que debía haber durado años
Te quedas en casa, ella sale
Dice que hace tiempo conoció a alguien pero que ahora
Se ha ido, ya no le necesita
Tu día empieza, te duele el alma
Llegará un momento en que todo lo que ella dijo llenará tu cabeza
No la olvidarás
Y no ves nada en sus ojos
Ninguna señal de amor tras las lágrimas derramadas por nadie
Un amor que debía haber durado años.

Lennon-McCartney

Mi corazón se queda aunque mi amor se vaya ,
porque el recuerdo nace de un ansia de olvidar.
Tu amor tiene la tibia ternura de una playa;
mi amor es inestable como el viento y el mar.

Aunque mi amor se vaya no has de quedarte sola,
pues te dejo el reflejo de la luz que encendí:
Tu amor es una playa , mi amor es una ola,
y necesariamente yo he de volver a ti.

José Angel Buesa

¿Qué te parecieron estos poemas de despedida? 

¿Usarías estos poemas de despedida para decir adiós?

Regresar | Ver más

Comments on this entry are closed.