1001 Consejos | Dalai Group
Pensamientos header image
≡ Menu

Proverbios africanos

Regresar | Ver más

Paisaje africano

¿Si un mono está entre los perros, por qué no aprenderá a ladrar?

Antes de pedirle ropa a un hombre, mire la ropa que él lleva.

Aquéllos que llegan antes al río encuentran el agua más limpia.

Cada arroyo tiene su fuente.

Cada hombre deja sus huellas.

Cuando dos elefantes luchan es la hierba la que sufre.

Cuando el león envejece hasta las moscas le atacan.

Cuando se es rico, siempre se baila bien.

Después de haber recorrido el mundo entero en busca de la felicidad, te das cuenta de que estaba en la puerta de tu casa.

Dios da, nunca vende.

El carcelero es un prisionero más.

El cazador busca la pieza, la pieza no busca al cazador.

El cazador no se frota con grasa y se pone a dormir junto al fuego.

El día nunca retrocede de nuevo.

El elefante se siente fuerte gracias a sus músculos. (De la misma manera que los músculos sirven de protección al elefante, es bueno que una persona se cuente con una protección mágica : fetiche, y, si es necesaro brujeria.

El enfermo necesita del medico, el médico no necesita del enfermo.

El matrimonio está como un cacahuete, hay que romper la cáscara para ver lo que hay dentro

El mosquito no se apiada del hombre, por más flaco que esté.

El ojo no lleva carga, pero sabe cuánta puede soportar la cabeza.

El puente sólo se repara cuando alguien se cae al agua.

El que está enfermo no reusa la medicina. (Un enfermo es dócil y hace todo por curarse.

El rico nunca está satisfecho.

El río se llena con arroyos pequeños.

Entre camellos nadie se burla de las jorobas.

Es más fácil para una hormiga transportar una montaña que mover a los que mandan.

Habla directamente al corazón.

Hacemos daño al hombre cuando le pedimos hacer lo que está dentro de sus posibilidades o hábitos.

Hasta que los leones tengan sus propios historiadores, las historias de caza siempre glorificarán al cazador.

La enfermedad y los desastres van y vienen como la lluvia, pero la salud es como el sol que ilumina el pueblo entero.

La lengua del justo está detrás del corazón, más la del necio va siempre delante, suelta y dicharachera.

La lluvia moja las manchas del leopardo pero no se las quita.

La mejor bendición mejor para que haya una buena cosecha es una calabaza lleno de sudor.

La mentira de un niño es como un pez muerto, siempre sale a la superficie.

La piel del leopardo es bonita, pero su corazón malvado.

La reunión en el rebaño obliga al león a acostarse con hambre.

La riqueza tiene una chaqueta de muchos colores.

La sal no dice de sí misma que es salada.

Las huellas de las personas que caminaron juntas nunca se borran.

Las lenguas de los que critican son como las patas de las moscas, aterrizan en cualquier cosa que encuentran.

Las palabras ásperas hieren más de una flecha envenenada.

Las pulseras de metal suenan si son dos.

Los tambores de guerra son tambores de hambre.

Más vale que los dientes no riñan con la lengua.

Mientras vivamos en la ignorancia, seremos siempre los unos enemigos de los otros.

Mucha gente pequeña, en lugares pequeños, haciendo pequeñas cosas, puede cambiar el mundo.

Muchos nacimientos significan muchos entierrosNadie prueba la profundidad del río con ambos pies.

Ni la humildad de los pescadores ni el cinismo de los mercaderes empañaran la pureza de las perlas.

No hay donde ocultarse en la superficie de agua.

No puedes esconder el humo si encendiste fuego.

Nuestro amor es como la llovizna que cae quedamente (silenciosamente), pero desborda el río.

Nunca se olvidan las lecciones aprendidas en el dolor.

Para rehusar curarte, te pide cuernos de perro. (Una manera de refuser cualquier cosa a cualquiera es pedirle una cosa imposible, como cuernos de perro.

Quién dice la verdad nunca se equivoca.

Quién escucha la voz del anciano es como un árbol fuerte; quién tapa los oidos es como una rama al viento.

Un enfermo debe buscar un médico; no puede quedarse pasivo.

Un hombre que ha cometido una infracción deberá buscar un buen abogado para que le ayude en su defensa.

Recuerda, si hay tormenta habrá arco iris.

Tengo que aprender a caminar con tres patas dice la hiena cuando es vieja.

 ¿Qué te han parecido estos proverbios?

¿Qué otros proverbios africanos conoces?

Regresar Ver más

Comments on this entry are closed.