1001 Consejos | Dalai Group | Apps
Crea Frases
Crea Frases
Frases Con Imagenes
Frases con Imagenes
Frases de Amor
Frases de Amor
Frases de Amistad
Frases de Amistad
Frases Bonitas
Frases Bonitas
Frases Celebres
Frases Celebres
Frases de la Vida
Frases de la Vida
Horoscopo
Horoscopo
Pensamientos Logo for Apps
Pensamientos header image
≡ Menu

Parabolas de la Biblia

Regresar Ver más

Biblia

PARABOLA DE LA VIUDA Y EL JUEZ INJUSTO

Les refirió también una parábola acerca de la necesidad de orar siempre y no desmayar.

Les dijo: “En cierta ciudad había un juez que ni temía a Dios ni respetaba al hombre.

Había también en aquella ciudad una viuda, la cual venía a él diciendo: Hazme justicia contra mi adversario.

El no quiso por algún tiempo, pero después se dijo a sí mismo: Aunque ni temo a Dios ni respeto al hombre,

le haré justicia a esta viuda, porque no me deja de molestar; para que no venga continuamente a cansarme.”

Entonces dijo el Señor: “Oíd lo que dice el juez injusto.

¿Y Dios no hará justicia a sus escogidos que claman a él de día y de noche? ¿Les hará esperar?

Os digo que los defenderá pronto. Sin embargo, cuando venga el Hijo del Hombre, ¿hallará fe en la tierra?”

-Lucas, 42:18:1 – 42:18:8)

PARABOLA DE LA MONEDA PERDIDA

¿O qué mujer que tiene diez dracmas, si pierde una dracma, no enciende una lámpara, barre la casa y busca con empeño hasta hallarla?

Cuando la halla, reúne a sus amigas y vecinas, y les dice: “Gozaos conmigo, porque he hallado la dracma que estaba perdida.”

Os digo que del mismo modo hay gozo delante de los ángeles de Dios por un pecador que se arrepiente.

-Lucas, 42:15:8 – 42:15:10)

PARABOLA DE LA SEMILLA MOSTAZA

También decía: “¿A qué haremos semejante el reino de Dios? ¿Con qué parábola lo compararemos?

Es como un grano de mostaza que, cuando es sembrado en la tierra, es la más pequeña de todas las semillas de la tierra.

Pero una vez sembrado, crece y se convierte en la más grande de todas las hortalizas, y echa ramas muy grandes, de modo que las aves del cielo pueden anidar bajo su sombra.”

-Marcos, (41:4:30 – 41:4:32)

LA PARABOLA DEL SEMBRADOR

Aquel día Jesús salió de la casa y se sentó junto al mar.

Y se le acercó mucha gente, de manera que él entró en una barca para sentarse, y toda la multitud estaba de pie en la playa.

Entonces les habló muchas cosas enparábolas, diciendo: “He aquí un sembrador salió a sembrar.

Mientras él sembraba, parte de la semilla cayó junto al camino; y vinieron las aves y la devoraron.

Y otra parte cayó en pedregales, donde no había mucha tierra; y brotó rápidamente, porque la tierra no era profunda.

Pero cuando salió el sol, se quemó; y porque no tenía raíz, se secó.

Y otra parte cayó entre los espinos. Los espinos crecieron y la ahogaron.

Y otra parte cayó en buena tierra y dio fruto, una a ciento, otra a sesenta y otra a treinta por uno.

– Mateo, (40:13:1 – 40:13:9)

PARABOLA DE LA OLLA HIRVIENTE

Aconteció en el día 10 del mes décimo del noveno año que vino a mí la palabra de Jehovah, diciendo:

“Oh hijo de hombre, escribe para ti la fecha de hoy, este mismo día. El rey de Babilonia se ha lanzado contra Jerusalén en este mismo día.

“Presenta a la casa rebelde una alegoría, y diles que así ha dicho el Señor Jehovah: Pon la olla; ponla y echa agua en ella.

Echa en ella pedazos, todos buenos pedazos, muslo y espalda. Llénala de huesos escogidos;

toma lo mejor del rebaño. Amontona la leña debajo de ella; haz hervir sus pedazos y cocina los huesos dentro de ella.

“Porque así ha dicho el Señor Jehovah: ¡Ay de la ciudad sanguinaria, la olla herrumbrosa cuya herrumbre no ha salido de ella! Vacíala pedazo por pedazo, sin que se echen suertes por ella.

Porque su sangre está en medio de ella; la ha puesto sobre la roca desnuda. No la derramó sobre la tierra para que fuese cubierta con el polvo.

Para hacer que mi ira suba y tome venganza, he puesto su sangre sobre la roca desnuda, para que no sea cubierta.

Por tanto, así ha dicho el Señor Jehovah: ¡Ay de la ciudad sanguinaria, pues yo también agrandaré la hoguera!

Amontona la leña, enciende el fuego, alista la carne, vacía el caldo, y que los huesos sean carbonizados.

Luego pon la olla vacía sobre las brasas, para que se caliente y arda su bronce, con el fin de que en ella sea fundida su inmundicia y desaparezca su herrumbre.

“En vano son los esfuerzos. Su mucha herrumbre no sale de ella; su herrumbre no sale ni con fuego.

En tu inmundicia hay infamia, por cuanto te quise purificar, pero no estás purificada de tu inmundicia. No volverás a ser purificada, hasta que yo haya asentado mi ira sobre ti.

Yo, Jehovah, he hablado. Esto vendrá, y lo haré. No cejaré; no tendré lástima ni me pesará. Conforme a tus caminos y a tus obras te juzgaré,” dice el Señor Jehovah.

-Ezequiel 26:24:1 – 26:24:14

¿Qué opinas de estas parábolas de la biblia?

¿Qué otras parábolas de la biblia conoces?

Regresar Ver más

Comments on this entry are closed.


Warning: include_once(/home/content/40/12139640/html/pensamientos) [function.include-once]: failed to open stream: Success in /home/content/40/12139640/html/pensamientos/wp-content/themes/thesis/lib/core/wp/boxes.php on line 556

Warning: include_once() [function.include]: Failed opening '' for inclusion (include_path='.:/usr/local/php5_3/lib/php') in /home/content/40/12139640/html/pensamientos/wp-content/themes/thesis/lib/core/wp/boxes.php on line 556